lunes, 16 de octubre de 2017

Descontando los dias


Las semanas se pasan volando. ¿Quién me iba a decir que estoy a unas semanas de mi día previsto para dar a luz? Los meses han ido pasando bien, diría que mejor de lo esperado, ya que esperaba verme físicamente peor y con más molestias de las que he tenido

Hoy, con 37 semanas de embarazo, miro el camino recorrido, miro mi barriga y me emociona enormemente pensar en la cuenta regresiva. Sé que va a ser duro, que los primeros meses habrá que tener paciencia y las noches no serán tan maravillosas. Bueno, al menos así me lo pintan algun@s. Son demasiados cambios los que van a producirse durante el mismo. Cambios fisiológicos, hormonales.. . Será un periodo que hay que pasar, pero que seguro que es una magia especial que nos hará sentirnos muy bien.

Sólo pienso en ver la carita de la peque. Estoy segura de que será un momento de muchas emociones, y atrás quedarán todos los miedos que nos hacen pensar por las incertidumbres y las dudas. Ahora toca esperar el momento ... ¡y el momento está apunto de caer!

En mi mente están, más bien continúan, las ganas inmensas de calzarme las zapatillas y de empezar a dar mis primeras zancadas como atleta, buscando objetivos nuevos, competiciones pendientes. Eso sí, será siempre y cuando el cuerpo responda y se den las circunstancias perfectas para poder empezar con los entrenamientos en condiciones normales. Está claro que no hay que obsesionarse, pues los próximos meses serán especiales, mágicos. 

Os tendré informados. Gracias a cada uno de vosotr@s por seguirme en este viaje; por haberlo comentado y por haberlo compartido.

Faltan capítulos, toca esperar.... el viaje termina, pero pero no el libro ni la aventura de la vida, pues empieza otra nueva etapa en mi vida y otro capítulo que tendré el orgullo de contaros como continúa.

¡Gracias amigos!

Mientras tanto, sigo preparando entrenamientos tres dias a la semana a mi grupo de atletas, cada uno de ellos con sus objetivos diferentes a corto y largo plazo. ¡El dobleErun está que se sale! Cada vez somos más y orgullosa estoy del enorme grupo de entrenamiento formado. Por eso, desde aquí os hago un llamamiento por si alguno de vosotros no tenéis un entrenamiento como tal o queréis formar parte de nuestro grupo en Soria y os hace falta una ayuda o consejo. No dudéis en contactar conmigo. Además, no hace falta ser de Soria para ayudaros, pues también se puede hacer On-line.





miércoles, 2 de agosto de 2017

El chupinazo


Ya han pasado unos días desde que acabaron las fiestas de Tudela y una semana desde que fui la afortunada de tirar el cohete del inicio de las fiestas tudelanas.

Fue un momento de mucha emoción y alegría. Sinceramente, cualquiera no tiene esa oportunidad de ver a tu gente desde el balcón de la casa del reloj en una Plaza Nueva en la que se congregaron miles de tudelan@s y foráneos esperando ese momento en el que se da inicio a siete días de fiesta tras ese chupinazo. Mis palabras fueron de agradecimiento, como no podía ser menos. Con nuestros pañuelicos en alto cantamos esos vivas por nuestra Navarra nuestra querida Tudela y, por supuesto, por nuestra patrona Santa Ana, momento tras el cual prendí la mecha del cohete anunciador del inicio de estas Fiestas de Santa Ana 2017.

Por fin he podido disfrutar esta fiestas como hacía años que no lo hacía, ya que todos los años, por unos u otros campeonatos, no había podido estar o disfrutarlas como habría deseado. Ni más ni menos, hace un año estaba preparando las maletas para los Juegos Olímpicos de Rio, de los que ¡ya han pasado casi un año! y parece que fue ayer ... Los nervios estaban a flor de piel... emociones... alegrías... por una competición, pero son sensaciones que he vuelto a tener este año gracias al lanzamiento del Chupinazo.

En la mente quedarán esos bonitos recuerdos, que siempre permanecerán, pero que espero volver a tener dentro de tres años cuando intente la misma gesta para acudir a Tokio 2020, donde mi mente ya tiene objetivo a largo plazo. Si fui capaz de ir a los Juegos Olímpicos una vez, ¿por qué no podría ser capaz de disputar los siguientes juegos? Desde enero ese será mi objetivo final, Tokio 2020.

Ahora sigo mi otra maratón hasta que nazca Blanca, mi ilusión y mi alegría, que vendrá en unos meses. Ya os comentaba en anteriores entradas el tiempo de embarazo en que estaba. Ahora, estando ya de 6 meses, sólo me queda superar el último trimestre. Utilizando mi inevitable jerga maratoniana: ¡acabo de pasar por el km 30...!

Ya tengo ganas de verle la carita, sus manitas y piernas y de disfrutar de ella, pero también tengo ganas de recuperarme y volver a calzarme las zapatillas para empezar a correr. Será el momento de marcarme objetivos cercanos en los que pueda ir mejorando y volver a ser la misma que lo dejó aparcado hace unos meses. Tocará en ese momento tener paciencia e ir despacio y paso a paso.

La actividad física que llevo actualmente no es otra que de mantenimiento, tratando de caminar alrededor de una hora al día escuchando mi cuerpo, sin forzarlo, y cuidándome la alimentación para no coger demasiados kilos innecesarios. Además, acompaño a mi grupo de entrenos en las inmersiones de pierna que hacen en el Río Duero para recuperar las piernas y refrescarnos de este calor un poco agobiante.

Mientras tanto, mi grupo de entrenamiento Estela&Edurne Running Team va viento en popa, creciendo en número y en afinidad. Están los chic@s motivados en no parar de correr y en preparar sus pequeños o grandes objetivos que les harán superarse día a día. Eso a mí me hace sentirme bien, viéndolos cómo mejoran y cómo crecemos casi como una familia con esa sonrisa que, haya lo que haya de entreno, ¡lo hacen con ganas! ¡Eso sí que es atletismo!

Os deseo que vaya bien el verano y vuestras competiciones. ¡Arriba con los objetivos que os propongáis! Yo seguiré inmersa en mi maratón, la maratón de 9 meses más larga de mi carrera deportiva!


Foto: Blanca Aldanondo
Foto: Diario de Navarra


martes, 4 de julio de 2017

Seguimos avanzando



Aquí sigo, pasando las semanas bien y sin contratiempos. Ya casi estoy en la semana 22 y sin novedades de cómo me siento o como me encuentro. Por ahora estoy pasando un embarazo muy cómodo, sin vómitos ni malestares, por lo que parece mentira que ya esté en el segundo trimestre, del cual dicen que es el mejor para las embarazadas, así que espero que esto siga así de bien.

Aunque son 9 meses de incertidumbre, de cuidados y mucho mimo para que todo vaya bien, por ahora no se me está haciendo muy largo y pesado, ya que estoy saliendo a caminar todas las mañanas en compañía de mi perro Charli. Solemos hacerlo durante una hora aproximadamente a paso normal. Precisamente es él quien más lo está agradeciendo, quien se está poniendo algo más fino gracias a estos paseos.

Durante estas semanas sigo manteniéndome en forma con los paseos, ya que es también una manera de moverme y un ejercicio muy saludable. Como os comenté en mi entrada anterior, lo de correr no entraba en mis planes, no porque sea malo ni nada por el estilo, sino simplemente porque llegó un momento en el que creí que no sería conveniente forzar la máquina corriendo aunque fuesen kilómetros suaves y porque tenía necesidad mental de descansar de correr un tiempo y de volver con las pilas cargadas para cuando tenga que volver a entrenar en serio.

La verdad es que hay días en que siento esa morriña de levantarme y llevar mi rutina de entrenos y competiciones machacando para un objetivo, pero pienso, y me digo a mí misma, que ya sólo me quedan unos meses para que cuando nazca el bebé pueda volver a coger de nuevo esa rutina, ese cambio en mi vida, ese revulsivo que necesitaba después de tantos años en el atletismo de alto nivel.

Quiero anunciaros también que ya sé cuál será el sexo de mi bebé: será ... (tachááááánnn) ... ¡¡¡NIÑA!!! Estoy muy ilusionada con este hecho ya que, aunque en un principio no tenía predilección por un sexo u otro, me da mucha alegría. Eso sí, como siempre se dice, lo más importante es que vaya todo bien. Es esto lo que realmente más nos tiene que importar.

Por otro lado,mientras tanto, seguimos llevando a al grupo de entrenamiento para atletas populares tres días a la semana con Edurne. Se trata de un grupo de verdaderos atletas que llevamos desde hace tiempo y que asciende a 70 personas, siendo todos ellos gente apasionada por correr, por mejorar marcas, por ser mejores cada semana que pasa y  por disfrutar del salir a correr cada día. De ellos yo aprendo todos los días y a los que también intento ayudar con mis conocimientos y experiencia. Como veis, no dejo de estar inmersa en el atletismo de una u otra manera, y es que "el atletismo no", descansa como dice un buen amigo soriano.

Los que me seguís desde hace tiempo recordaréis que en las últimas temporadas siempre iba a finales de agosto a Mijas, en Málaga. Allí mi buen amigo Fran Aguilera organiza una carrera muy coqueta y muy chula a la que le pone mucho cariño y mucho empeño. Siempre he ido, pero no siempre he podido correrla por motivos de becas y calendarios, pero siempre que hemos estado lo hemos pasado bien y hemos disfrutado con una carrera tan chula en un pueblo tan bonito. Os animo a que le echéis un ojo y os animéis a participar. Entre otras cosas, os destaco el fabuloso sorteo de regalos que hacen al acabar la misma. Pincha aquí para acceder a su web. 

Salud y Buena entrada de verano. Mucho ojo con las horas a las que salís a correr. 





viernes, 28 de abril de 2017

Primer trimestre de embarazo

Van pasando las semanas poco a poco. Así hemos llegado al final del primer trimestre de embarazo, sin grandes molestias ni vómitos, pero viendo una evolución en mi cuerpo que me indica que estoy todavía en el inicio de esta maratón a la que le quedan otros dos trimestres más. Durante esa etapa se irán apreciando más los cambios físicos e iré notando, supongo, otras sensaciones.

Es gracioso ver cómo mi tripa va cogiendo forma. Para mí es un cambio sorprendente en el cuerpo, nunca había tenido problemas con los pantalones... pero ahora, buuuuuffff, cada día estoy sufriendo más de lo lindo con ellos... y eso que, como decía antes, estoy sólo acabando el primer trimestre, así que ¡no me queda ni nada!

Está siendo una etapa muy emocionante en mi vida, la cual estoy pasando dándome cuenta de que, en la vida, la familia es una de las cosas más importantes que podemos tener. Los días pasan y las sensaciones y las emociones afloran en mí, siendo todo algo mucho más grande de lo que me habían contado y pudiera haber imaginado. La verdad es que es una etapa muy emocionante de la vida.

Hace tiempo pensé que, cuando llegase este momento, seguiría corriendo. Eso sí, despacio y a ritmos lentos controlando en todo momento las pulsaciones y las sensaciones, pero, una vez que ha llegado este momento, he tomado la decisión de que lo mejor para mí y para mi mente es mantenerme en forma caminando y no corriendo. Lo veo así porque considero que el impacto del correr puede ser bastante brusco para el bebe. Aunque he visto y leído mucho sobre otras mujeres que han sido capaces de correr durante el embarazo, llegando incluso a competir en grandes distancias y en una etapa avanzada de gestación, no teniendo por ello mayores problemas ... a mí no termina de convencerme. Está claro que se puede, pero yo recomendaría, eso sí, que debe hacerse siempre bajo la supervisión de ginecólogos y personas especializadas en este tema. Yo, por ahora, estoy cogiendo mis zapatillas y todos los días me hago de 40 a 50 minutos de caminata a un ritmo normal.

Muchas sienten momentos de plenitud con lo que experimentan cuando corren y son esos momentos los que ellas quieren transmitir al bebé, prefiriendo yo, por ahora, estar más tranquila. Por eso, de momento voy a caminar intentando transmitirle las buenas sensaciones que también estoy teniendo durante estos días y, además, ir cogiendo ganas para cuando tenga que volver a calzarme las zapatillas para correr, ya que el tiempo no corre, sino que vuela, y aunque parece que las semanas son largas y no pasan, en menos de un año espero estar empezando a entrenar otra vez.

Os iré contando mi evolución y cómo van pasando las semanas, 

Ahora me toca animaros a mí desde la barrera. ¡Qué duro se hace, pero qué divertido es a veces ver la valentía y el ímpetu que todos los atletas aportamos a este deporte. Gracias por hacerlo posible!
 

viernes, 7 de abril de 2017

Mi próximo maratón de 9 meses


Ya estamos en primavera. Es, junto con el otoño, la época del año más propicia para competir en maratones. De hecho, los mejores maratones del mundo están situados en el calendario en estas dos estaciones. Yo, los que he corrido, ha sido en estas franjas estacionales, a excepción del maratón de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que fue el pasado verano donde fue una gratísima experiencia. Puedo decir que he sido olímpica, además, en maratón, la distancia más mítica y épica de todas las que componen el programa atlético en los Juegos Olímpicos. 

El próximo verano se celebra el Campeonato del Mundo de Atletismo. Será en Londres. Yo no estaré, pero sí lo harán varias de mis compañeras. Algunas ya tienen el billete, otras lucharán por el pase al Mundial en pocas semanas. Desde que probé a competir en maratón algo se disparó en mí. Vi en los 42,195 metros mi distancia, mi prueba, mi reto y mi objetivo por delante. En estos últimos años ha habido de todo. Algunos maratones me han salido muy bien. Otros no tanto. Pero el atletismo de alto rendimiento no es matemáticas, 2+2 no siempre son 4. Tras Río necesitaba tomar aire, oxigenarme, despejarme, soltar piernas y la mente. Por supuesto, no guardé las zapatillas en el armario ni en cajas, pues para preparar maratones siempre son necesarias. 

A mí me encanta teneros informados de todo, contaros mis objetivos, sueños, inquietudes. Sin embargo, he querido mantener cierto halo de misterio sobre el que sería, y será mi próximo maratón. Será, como es casi norma, en Otoño. La preparación será dura, larga, espero que exenta de problemas ni complicaciones. Volverá a tocar esforzarse en el verano, aunque habrá que tratar de evitar en la medida de lo posible el calor. La inactividad que me ha tenido ocupada me ha servido para pensar en el futuro. Ya sabéis que el atletismo no da para mucho y que no es eterno. Por ello, no durará para siempre y hay que pensar más allá del asfalto, de las carreras, de llevar un dorsal en el pecho. A partir de mi próximo maratón, al menos durante unos meses, no luciré un dorsal en el pecho, sino lo que yo considero un premio, un regalo, un sueño que llevo mucho tiempo anhelando y persiguiendo. 

Os puedo y quiero anunciar que ... Estoy embarazada!!!!. Sí, sí, como veis y leéis. Nacho y yo vamos a ser papás para el mes de noviembre si todo sale como las matemáticas y la madre naturaleza dicta en estos casos. Para nosotros es algo especial, es una circunstancia que esperábamos que llegara hace años, pero ha sido ahora y ahora pondremos todo nuestro empeño para que este maratón, mi mejor maratón, sea mucho más que seguir una línea azul y recorrer kilómetro tras kilómetro. Será una nueva etapa en nuestras vidas, un soplo de aire fresco y un punto de inflexión para seguir saboreando lo mejor de esta vida: la familia, en este caso aumentada con un pequeño ser que nos empujará a seguir entrenando duro para afrontar una dura y nueva faceta: la de ser mamá y papá. 

Esperamos ansiosos que venga con un pan debajo de un brazo y con un libro de instrucciones en el otro!!!! Aynss lo que nos espera!

Quería compartir este momento con vosotros, que me seguís, que me apoyáis, que me mostráis palabras y sentimientos de cariño que aprecio en gran manera. En la distancia él o ella también sentirá vuestro aliento y vuestras palabras de ánimo y confianza. 

Dar las gracias al Caep Soria y a mi Club Beste Iruña por ponérmelo todo tan fácil y por su apoyo incondicional igual que todos los patrocinadores (Ioana Arbillaga, Infisport, SoriaNatural, Lurbel, New Balance)

Ya sabéis, os seguiré informando. Os deseo lo mejor, siempre rodeados de zapas, buenos amigos y kilómetros. 


viernes, 17 de marzo de 2017

Semana olímpica en Universidad de Navarra

Desde que abrí este blog me han pasado cosas maravillosas, algunas de ellas las he podido compartir aquí con todos vosotros, como competiciones, charlas, inquietudes...

Así fue el martes 14, cuando tuve la oportunidad de compartir experiencias en la Universidad de Navarra en Pamplona. Celebraban su Semana Olímpica y pude participar en tan bonita iniciativa y compartir experiencias con otros dos atletas, como Cristian Toro, campeón olímpico de piragüismo y la paraolímpica Izaskun Osés, atleta que ha pasado lo suyo con su discapacidad y a la que fue interesante escuchar cómo relataba su experiencia para llegar adonde ha llegado.

Por mi parte, pude contar mi experiencia como deportista y cómo conseguí lograr esa mínima tan ansiada para poder ir a los Juegos Olímpicos de Río el pasado año.

Ahora toca seguir, estoy en un momento bastante bueno de ánimo. Es más, diría que mejor que nunca. En unas semanas os contaré mi nuevo proyecto, el secreto de mi próxima maratón. Estoy segura de que os gustará.

Ahora, os deseo suerte a todos los que compitáis y nos vemos en este blog.



 
 

lunes, 6 de febrero de 2017

¡Que poco queda!

Parece mentira, pero en unos pocos días se hará realidad la primera edición de la Media Maratón que llevará mi nombre. Este próximo domingo a las 11:00 horas sentiré de nuevo el calor y el cariño de mi Tudela natal, a la que agradeceré siempre el gesto del cambio de nombre. Ojalá que sirva, además, de revulsivo para crear en Tudela una Media Maratón de renombre y para animar todavía más al auge del running en Tudela y la Ribera. 

Allí estaré el domingo para animar a tod@s los atletas que se acerquen a correr y a disfrutar de su recorrido y de la ciudad. Para mí será un orgullo para mí entregar los premios a los tres primeros y primeras de la prueba. De paso, os recuerdo que también habrá un premio especial patrocinado por KIA Sakimovil Tudela para el/la primer@ ribero que finalice la Media y el 10km.

Además, quería presentaros la que será la camiseta que se entregará en la bolsa del corredor a los participantes, con un diseño eficaz a la vez que bonita y que estoy segura de que será de vuestro agrado.

Por otro lado, como ya os he ido contando este año, atléticamente hablando, será tranquilo; será un año de relax psicológico para mí. Tras varios años de entrenar y competir al máximo nivel necesitaba tranquilidad mental, descansar de la presión a la que nos sometemos los atletas de élite y que durante el pasado año para mí fue máxima. Por esa razón quiero empezar a disfrutar del atletismo nuevamente y renovarme física y mentalmente para que cuando esté bien ponerme un dorsal de nuevo y correr con esa cabeza y esa lucha y garra constante que me caracteriza.

Nos vemos en unos días y gracias a los que os habéis apuntado a correr y a los que vais a ir animar, ¡se necesita gente como vosotros!

Preparaos, ¡Tudela se llena de un día de fiesta!

Buena semana a todos. Salud y kilómetros.